¿Por qué Starbucks no logró despertar el interés del mercado australiano? - Ventus Leasing

¿Por qué Starbucks no logró despertar el interés del mercado australiano?

Starbucks, el imperio global del café con presencia en más de 76 mercados, se enfrentó a un desafío inesperado en las tierras australianas. Australia, reconocida por su rica cultura cafetera, representó una barrera para la expansión de este gigante con sede en Seattle. A pesar de su éxito en otros lugares, Starbucks no logró conectar con los australianos, lo que resultó en el cierre de más de dos tercios de sus tiendas para 2008. 

 

Al ingresar a Australia, Starbucks adoptó una estrategia de expansión rápida, abriendo rápidamente 87 tiendas para 2008. Su error radicó en asumir que su modelo de negocio establecido podría transferirse sin problemas a un nuevo entorno sin tomar en cuenta tácticas de adaptación. Esta prisa resultó en una sobreexposición y sobre accesibilidad, sin permitir que el consumidor australiano desarrollara orgánicamente un gusto por la marca.

Por otro lado, los australianos han estado arraigados durante mucho tiempo en una sofisticada cultura del café enraizada en influencias italianas. Disfrutan de experiencias únicas en sus cafeterías locales donde van porque conocen al barista local o es un punto común de encuentro. Prefieren bebidas especiales como el flat white y los macchiatos sobre bebidas excesivamente grandes y endulzadas. El enfoque estadounidense de Starbucks chocó con esta norma cultural, además de que su estrategia de precios, cobrando más que las cafeterías locales, alejó aún más a posibles clientes.

Gloria Jeans, otra cadena de café, en contraste ofreció un menú adaptado a las preferencias del café en Australia y triunfó donde Starbucks falló. Con más de 400 ubicaciones, una sólida base de clientes e ingresos que superan los 35 millones de dólares australianos, el éxito de Gloria Jeans se basó en tomar en cuenta los matices de la cultura cafetera australiana. Ofrecer una amplia gama de bebidas de espresso y café especializado similar a los gustos locales se convirtió en su fórmula ganadora.

 

El tropiezo de Starbucks en Australia sirve como lección sobre la importancia de la adaptación cultural y la comprensión de su mercado. No se trataba solo de vender café, sino de entender al consumidor y su conexión profundamente arraigada con la infusión.



Fuente: “Why Starbucks failed in Australia”. YouTube, publicado por CNBC. Julio 26, 2018. https://www.youtube.com/watch?v=_FGUkxn5kZQ